Mi nuevo ídolo literario

Queridos somnianos:

Anteayer os lo decía en una historia de Instagram (para los que queráis seguirme, mi cuenta es @jaimeariasescritor), y creo que muchos de vosotros lo visteis, aunque seguramente no entendisteis mucho. Hace unos meses adquirí en Librería Taiga un ejemplar de varios cuentos de Joseph Conrad, autor del que había oído hablar fugazmente, pero al que nunca había leído. Creo que recordar que su obra El corazón de las tinieblas era citado, también de una forma fugaz, en una película, concretamente King Kong, del año 2005, dirigida por Peter Jackson, que he visto un par de veces (incluido el estreno). Si soy honesto, esta fue la primera vez que oí hablar de esta obra.

El corazón de las tinieblas es un cuento extenso en primera persona en el que un marino narra un extraño viaje al Congo con el fin de servir de capitán, piloto y mecánico de un vapor de río, en dirección hacia un puesto comercial de marfil dirigido por un personaje misterioso, Mr. Kurtz, funcionario de legendario éxito en el comercio del marfil y del que todo el mundo hablaba maravillas, pero al que nadie conocía. En este viaje, el marino conocerá la vida de las gentes que trabajan para la compañía, y sobre todo se enfrentará a lo salvaje y lo desconocido en el interior de la selva africana, hasta encontrarse con el misterioso Mr. Kurtz, que finalmente se desvela como la metáfora del alma humana que, para lograr aquello que ansía, acaba por perderse a sí misma, aunque en el sendero de ida (porque no hay sendero de vuelta) demuestre ser capaz de desplegar unos dones que solo la desesperación, la ambición y el más poderoso miedo pueden desenterrar.

Muchos han leído esta obra en clave colonialista, en clave política, en clave mística… Pero a mí lo que me ha atraído y me ha enamorado es la enorme elocuencia de su autor, tan apabullante, tan desbordante, tan certeza y a la vez tan profundamente figurativa, que en ocasiones tenía que parar y dejar de leer, porque a mí (lector de miles de libros) me abrumaba tanta potencia. Y como un niño que mira a su padre y lo cree capaz de todo, así veo yo ahora a Conrad, a quien he elegido como uno de mis modelos literarios, no porque me crea capaz de imitarlo siquiera, sino porque es tanta la seducción de sus palabras, la belleza de su lengua, que uno no puede sustraerse fácilmente a su influjo. Uno aprende más con una página de Conrad que con cien de otros autores. Y esa es la clave de todo.

Con toda la sinceridad y la humildad de que soy capaz, os recomiendo que lo leáis. Y que lo hagáis despacio, y con cuidado. Porque puede que os cambie por dentro, como a mí.

Por cierto, este es el ejemplar que compré, aunque ya lo habéis visto por aquí.

Para terminar, amigos somnianos, os anuncio que pronto os hablaré de La isla del tesoro, que me terminé hace un par de días. ¡Qué maravilla!

Publicado por Somnia

Blog literario y magazine cultural

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

SIN PIRULETAS

La "Dolce Vita", en mi blog

Nuevo Liderazgo del Siglo XXI

El Nuevo Liderazgo del siglo XXI se basa en la empatía y la colaboración.

Car_Carrie

Blog de Viajes, Pasiones & Sentires

A %d blogueros les gusta esto: