Mundial 2022

Aquí estoy, amigos, viendo el Mundial de Qatar 2022, en concreto el partido entre España y Alemania.

Yo no voy a daros la lata con los muertos en la construcción de los estadios o con los derechos de las mujeres. Son cosas muy importantes, pero no tienen nada que ver con el Mundial. Qatar ya era así antes. Parece que algunos se han dado cuenta ahora. Pero allí ya se hacían esas cosas antes. El Islam ya era así con las mujeres antes, y lo seguirá siendo después. ¿Pero sabéis lo que pasará cuando termine el mundial? Que los que ahora se rasgan las vestiduras, mañana se olvidarán de las mujeres de Qatar y hasta irán algún día de vacaciones a Qatar mismo, o a Dubai, y harán muchas fotos, y no verán inconveniente en que las mujeres lleven el velo preceptivo en occidente. Y se olvidarán de los muertos, y de los sobornos, y de todo eso. Salvo unos cuantos que seguirán teniendo el mismo discurso y que son coherentes, el resto no son más que unos hipócritas de manual.

Y todo esto, como os digo, no tiene nada que ver con el Mundial. El Mundial es una competición deportiva. Que se juegue en Qatar no le resta importancia ni lo pervierte. Cada día se hace deporte en miles de sitios, se juegan partidos en cientos de países, sean mejores o peores, más ricos o más pobres, más libres o menos; y eso no le quita al deporte ni una pizca de su exigencia y de su atractivo. Algunos preferían que en estos países no se celebraran mundiales, pero yo os digo que el fútbol puede ser un activo de apertura y modernización para estos países. Necesitan el fútbol mucho más que nosotros. Nos necesitan. Si fuéramos tan demócratas como nos creemos, veríamos el inmenso poder igualitario que tiene el fútbol.

Estoy viendo el España-Alemania de la fase de grupos. España empezó muy bien el mundial, metiéndole 7 a 0 a Costa Rica, a la que le cayó la del pulpo después en la prensa de todo el mundo, pero que se rehizo ganado 0-1 a Japón, la cual en la primera ronda de partido había ganado 1-2 nada más y nada menos que a Alemania. Esto es el mundial: todos contra todos, y cualquiera te puede hacer un roto. Despreciar al rival es un error, lo mismo que en la vida. Hoy, minuto 30 de partido, España no está siendo tan brillante como con Costa Rica, y Alemania está dificultando su juego y haciendo que esté muy incómoda.

¿Quién ganará? No lo sé, aunque yo no apostaría por España. La veo incapaz de jugar con fluidez. Alemania tiene hombres para jugar a otra cosa, pero España no. Apostaría por el empate. Lo que me gusta de España es que tiene personalidad, que sabe lo que quiere, y que no se arruga. Puede perder, pero la veo muy competitiva. Ahora esperemos que nos acompañe también el talento.

Ya veremos.

Pero no dejéis de ver el mundial. Es una gozada ver al mundo entero compitiendo pacíficamente, según una reglas establecidas, de forma honrosa y animosa. Esto demuestra que todavía es posible una convivencia justa y pacífica.

Por cierto, mientras escribo esto, Alemania ha marcado un gol y se lo han anulado por fuera de juego.

Publicado por Somnia

Blog literario y magazine cultural

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

SIN PIRULETAS

La "Dolce Vita", en mi blog

Nuevo Liderazgo del Siglo XXI

El Nuevo Liderazgo del siglo XXI se basa en la empatía y la colaboración.

Car_Carrie

Blog de Viajes, Pasiones & Sentires

A %d blogueros les gusta esto: